26 de noviembre de 2014

30. ¿Dónde está la gente? A lo mejor donde he estado yo...

¡Hola mundo! Retomo esto del blog después de... buf, 8 meses, y eso que tampoco tengo mucho que contar. Pero de vez en cuando está bien hacerle saber a la gente que sigues ahí, y es que ha pasado algo (nada preocupante) que me ha hecho pensar.
Dándome una vuelta por Ravelry me di cuenta de que, en grupos españoles donde antes la gente no paraba de escribir y contarse cosas, ya no escribe nadie. ¿La gente se ha cansado de Ravelry, ha encontrado otros puntos de encuentro que yo desconozco, o simplemente se ha pasado de moda este mundillo? A lo mejor tampoco tengo mucho derecho a lanzar esta "queja" ya que no me prodigo mucho por foros, soy más de leer que de escribir en los ratitos libres que tengo para pasarme por ellos, pero me asombró no encontrar apenas actividad. Entonces me dio por mirar los perfiles de la gente que tengo en Amigos, y hasta donde he podido llegar (que aún no me ha dado tiempo a visitarlos todos) más de la mitad de la gente hace tiempo que dejó de comentar, de actualizar sus proyectos y su blog... desapareció de la noche a la mañana. Así, sin previo aviso. Realmente no es algo repentino, por experiencia propia sé que una empieza a tener menos tiempo, teje menos y los ratos que tiene libres no le apetece dedicarlos a colgar fotos, hablar con gente, escribir nuevas entradas... porque las horas no dan más de sí. Y un día simplemente dejan de hacer todo eso y desaparecen para sus ciberconocidos (imagino que con los más amigos la relación se mantiene fuera de estas redes, por otros canales). Pero desconcierta un poco ver cómo alguien a quien tal vez seguías bastante en las sombras (ya digo, leer y no comentar) desaparece sin saber si pasó algo o si estará bien y, sencillamente, escaso de tiempo.
Y toda esta movida mental es lo que me ha llevado a volver a escribir después de tanto tiempo! Sigo a lo mío, intentando acabar la carrera, muy liada y un poco apática y desencantada por la mala pinta que tiene mi futuro laboral y el de mucha gente... Además este verano, que suele ser cuando más avanzo en mis proyectos de punto, fui muy poco productiva. Creo que la mayoría de proyectos que tengo a medias ya estaban así hace un año, pero os voy a enseñar mis últimos avances :)

1. Calcetines brainless: desde verano se me quedó parado el primer calcetín a mitad de la caña, y poco a poco he conseguido terminarlo. ¿Podré empezar y acabar el segundo antes de que llegue la primavera?

2. Jersey Dragonflies: con éste sí avancé algo más durante el verano, me hubiera gustado mucho estrenarlo para este invierno pero no lo tengo muy claro, bueno, lo que no tengo es tiempo xD Me faltan las mangas, que además son lisas, y el cuello. Yo creo que si lo intento en las vacaciones de Navidad puedo conseguir acabarlo!

Y esto es todo lo que puedo contaros de los últimos meses! Si alguien tiene respuestas a mi movida mental (por experiencia propia, por saber qué le pasa a la gente, o si existen redes nuevas y no me he enterado...) os animo a dejarme algún comentario que me traiga paz mental. Hasta la próxima!

30 de marzo de 2014

29. La importancia de la tensión

Hola a todo el mundo, sigo aquí :) He tenido un par de meses un poco mediocres y de pocas ganas de tejer, pero este fin de semana  debe de ser que la lluvia y el cielo gris han creado en mi algo de morriña tejeril, y he retomado mis FrankensTiits.

Estos calcetines son mi primer proyecto con fair isle, es decir, tejidos alternando dos hebras, una en cada mano. A finales del año pasado acabé el primer calcetín, y en enero empecé la puntera del segundo. Ahora que le he pegado un buen avance al segundo y he podido compararlos me he dado cuenta de varias cosas (¿errores?, bueno, puntualizaciones) que me gustaría dejar aquí escritas por si a alguien le sirven de algo. Yo personalmente prefiero no deshacer lo que he hecho y dejarlos como están, que al fin y al cabo voy a llevarlos en los pies y estarán a metro y pico de mis ojos miopes, y con lo poco que tejo ponerme a deshacer algo significa no llegar al último punto en la vida!

 La tensión, como sabréis, es algo básico y necesario para la mayoría de proyectos. En un chal ésta no importa tanto, vale, pero sí es importante a la hora de hacernos un jersey y que éste no quede como un mazacote o tan suelto que se transparente todo. La tensión del tejido depende de la combinación de grosores de hilo y agujas, pero también de nuestras propias manos y hasta de nuestro estado de ánimo, y he aquí con lo que me he encontrado yo estos días: si normalmente hay que tener cuidado, en el fair isle, el cuidado debe de ser doble.

Izquierda: calcetín de 2014. Derecha: el de 2013
Cuando se teje algo a pares (calcetines o guantes) tenemos el problema de que puede pasar bastante tiempo entre que tejemos uno y otro, y que durante este tiempo nuestra tensión cambie por lo que sea. A las muy malas puede ser que hasta pasemos de tejer del método inglés al continental, o viceversa. Si pensáis hacer esto os recomiendo encarecidamente terminar cualquier proyecto que tengáis entre manos primero, porque estoy segura de que prácticamente o será imposible recuperar vuestra tensión original al cambiar de mano. Si lo que os pasa es que simplemente os aburre un proyecto, o sufrís de startitis o el síndrome del segundo calcetín... solo podéis cruzar los dedos y rezar porque os salgan iguales!

Mmmm, algo falla...

Yo aprendí a tejer con el método inglés pero llegó un punto en el que decidí cambiar de mano, por economizar tiempo y movimientos, y pasarme al método continental. Y con cada mano tengo una tensión diferente, no puedo evitarlo; así que con el fair isle siempre tendré una hebra algo más suelta que la otra. En la foto de arriba se ve que las punteras tienen la misma tensión, pero fue empezar con el dibujo y la cosa se fue de madre... y quedó más suelto.

Comparación de las suelas de los calcetines
 En mi caso se juntaron el tiempo que pasó desde que hice el primer calcetín con que no tenía ni idea de qué color tenía en cada mano en su día. Yo juraría que el blanco en la izquierda, los colores a la derecha, pero se veía claramente más grande y ahí donde señalo con la aguja en la segunda foto decidí cambiarlos de mano. A partir de ese punto la tensión volvió a coincidir, y ya pasé de deshacerlo todo, lo consideraré fallos de primer proyecto...

¿Recuperé la tensión? Pues no, porque al darle la vuelta a los calcetines... Tachannnnnnnn
Empeines, algo de diferencia se nota

Y las suelas por dentro
Por dentro se nota más en el lado de las suelas. Lo que parecía que por fuera no coincidía, por dentro es prácticamente idéntico. Y lo que por fuera queda con la misma tensión no tiene nada que ver en el interior, donde el hilo blanco sobresale tanto que lo miro y veo un muro de ladrillos en miniatura. Cuando yo pensaba que con la mano derecha -la que estaba sujetando el color blanco- tiraba más del hilo, resulta que éste es el que más suelto se ve por detrás. Misterios del punto...

En conclusión, os dejo unos consejos:
-Si hacéis fair isle, apuntad en vuestra libreta o proyecto qué color llevábais en cada mano al empezar. Sean unos calcetines, un jersey o un monedero, si no vais a hacerlo todo del tirón y tenéis una memoria promedio o tirando a baja os irá mejor si dejáis este dato escrito en alguna parte. Vuestro yo del futuro os lo agradecerá.
-En calcetines o guantes, intentad tejer los dos a la vez. Porque si cometéis un fallo, probablemente lo tengan las dos prendas y no se notará tanto; porque si vuestra tensión cambia con el tiempo, será la misma en ambos tramos, y porque así es más difícil sucumbir al síndrome del segundo calcetín ;) A mí ya se me hacía demasiado enfrenterme a la vez a dos técnicas nuevas, pero para mi próximo par intentaré empezarlos juntos!
-No dejéis pasar un año entre un calcetín y otro...
-Si por lo que sea os saltáis el consejo anterior, comprobad que las agujas que utilizais son las mismas que usasteis un año atrás (esto es básico pero no seríais las primeras que dan un cambiazo involuntario... y luego el par no es tan par). Esto también conviene apuntarlo donde sea.
-Por supuesto en fair isle no tiréis de las hebras como si no hubiera mañana, que luego salen churros y desaparecen puntos! Relax my friend, piensa en lo mullidito y amoroso que quedará el interior con todos esos hilitos sueltos (pero tampoco aflojes demasiado o se te colarán los dedos entre ellos).

Si esta entrada sirve para que alguien no acabe con el mismo problema que he tenido yo ya me doy por satisfecha.
¡Hasta la próxima vez que vuelva a tener algo que contar, y feliz primavera! Son las 20:30 y todavía hay luz! Wiiiiiiiiiiiii


24 de enero de 2014

28. MALDITAS TINTADAS

Estoy que me salgo, dos entradas el mismo mes, pero el objeto de ésta no es más que desahogarme un poco. Empecé el Dragonflies con una Madelinetosh Tosh DK y al ser teñida a mano pensé en alternar madejas, aunque no me parecieron muy diferentes entre sí.
La muestra de lujo, un color precioso (excepto por unos puntos rojizos que aparecen de vez en cuando... ¿¿de dónde salen??). Empiezo con esa madeja el cuello, llego al punto donde se empieza a tejer en redondo, meto la segunda madeja... Y empiezan a salirme manchas rosas en las mangas.


Tal vez en la foto no se note mucho, pero lo que sujeta mi mano viene siendo el hombro, que en las primeras vueltas es como la muestra y a la mitad se empezó a volver más rosa. Jod**, ¡yo quería el color de la muestra! No me hace ninguna gracia, pero ninguna, deshacer todo ese trozo porque llevo tres días desde que empecé (un ratito cada día, que no soy taaan lenta) y bastante Penélope me siento ya cuando me toca deshacer el calcetín que voy haciendo en el autobús uno de cada dos días y porque al fin y al cabo en algún otro momento tendré que usar esa madeja -y volverá el rosa a mostrarse en su esplendor-, así que ahora dudo entre resignarme a seguir tejiendo tal cual está hasta o mirarme el resto de madejas -a ver si se parecen más a la primera-  y empezar a tejer con tres a la vez alternando de 3 en 3 vueltas, intentando reducir la concentración rosil que no me mola y me hace enfadarme cada vez que tejo puntos de las mangas (y esto es porque en el calado del delantero y espalda los colores no se notan tanto).
Así que esta entrada es, más que nada, para aclararme un poco la cabeza y tomar una decisión que cambiará el rumbo de nuestras vidas y traerá la felicidad a éstas para la eter--------
Vale no, ¡¡pero sí que al menos haga que me vuelva a gustar el color de mi jersey!!
 Os iré informando :) Ciao!

14 de enero de 2014

27. Empezando 2014

Ya ha llegado, ¡otro año más! Aunque para mí el año y sus nuevos propósitos aún siguen empezando en septiembre, he decidido sacar de sus cajas ovillos y madejas y hacer recuento.


 OMG.

Me he dejado fuera acrílicos, y aún a´si puede que a algunas no les parezca para tanto. Sin embargo, el ritmo de las lanas que entran y de las que salen de mi alijo no es ni remotamente parecido y la foto de familia de hace un año contaba con bastantes menos miembros... Así que después de ver esta estampa, que es bonita pero empieza a preocuparme por su volumen, he decidido que ya toca seleccionar proyectos de mi queue e ir dándoles forma y materialidad. Mentiría si dijera que esta idea me vino a la cabeza de casualidad; son ya varias compañeras las que se han propuesto hacer uso de su stash durante 2014 y esto me ha servido para convencerme de que yo también debería hacer algo... parecido.
No puedo proponerme una lista fija de proyectos que hacer, porque ahora sigo sin tener mucho tiempo y dentro de unos meses no sé ni cómo estaré. De momento en mi cabeza tengo el jersey Dragonflies, las manoplas Bella's Mittens, unos tres pares de calcetines -a elegir todavía- y acabar de una vez los cuatro proyectos casi terminados que tengo rondando por casa... y de los cuales nunca tengo ganas de tejer, ¡porque a pesar de casi no poder dedicarles tiempo siento que llevo una eternidad con ellos y ya me aburren los patrones!  Señor, mándame fuerza de voluntad en cantidades ingentes, porque las lanas ya tengo suficientes...
¿Y para vosotras cómo se presenta 2014? ¡Saludos a todos y hasta la próxima!

25 de noviembre de 2013

26. AGHHH


Cosas típicas que ocurren después de que una misma decida que su nuevo trayecto en autobús de 30min a las 9 de la mañana es perfecto para seguir tejiendo con agujas de 2mm los guantes que no toca desde hace un año...
Se me están haciendo eternos, pero puedo asegurar que haré todo lo posible por arreglar cualquier fallo arreglable (porque ya tienen uno en el montaje del segundo guante que bueno, se lo perdono porque si no no los acabo antes de que empecemos una nueva era...).
¿Conseguiré calentarme los dedos antes de que el frío vuelva a irse por tercera vez desde que los empecé allá en 2011?

19 de junio de 2013

25. Funda express

Hace poquito estrené móvil, y no caí en la cuenta de comprar una funda antes. Así que me vi con un teléfono nuevo totalmente desprotegido y que debía meter en el bolso...  ¡Y todos sabemos lo delicados que son los móviles actuales y la de cosas que puede haber dentro de un bolso que se carguen una pantalla! Pensé que al menos, como solución transitoria, tenía que tejerme una funda.

¿Trenzas, yo? Bueno, fue por una buena causa...

Rebusqué en mi caja de restos y elegí esta lana, Rowan pure wool DK. La escogí porque pensé que acabaría la funda más pronto que si usaba una fingering, y bueno, porque llevaba dos o tres años esperando a que la usara, y los únicos objetos que se me ocurrían tejer con esta lana eran muñequitos...

La empecé por abajo con el Judy's magic cast-on (el de los calcetines) y me quedó estrecha, me tocó deshacer y añadir puntos. Desgraciadamente esta vez me quedaba un poco más ancha de lo que quería, pero por no deshacer otra vez empecé a valorar alternativas para ajustarla al móvil, y bueno... a mi cabeza vinieron las trenzas.

Se puede apreciar que la intención era hacer una funda lisa, hasta que se hizo evidente que ahí había demasiada holgura

Ah... Debo confesaros que las trenzas no son mis amigas, pero esta vez vinieron a echarme un cable (vaaa, chiste malo del día). Si puedo intento evitarlas por no tener que andar con la agujita extra, pero en este caso me ayudaron mucho. Escogí un esquema de panal de abeja, que tiene trenzas "light" y tengo que reconocer que la funda ganó puntos en hermosura. Cuando vi que mi ovillo se quedaba en nada empecé un cierre elástico, pero podéis apreciar que no me dio para muchas vueltas.

Apurando la lana

Seguramente si hubiera vuelto a empezar la funda con 2 o 4 puntos menos me habría quedado un poquito más larga. Seguramente también me podría haber evitado tanta minitrenza de efecto slim-fit que casi acaba con mi paciencia. Pero al final quedó una funda resultona, que después de lavarla y estirarla un poquitín a lo largo me cubre todo el móvil sin problema y se queda en su sitio.
Aunque con estos calores, ¡pobre móvil mío! 

24 de mayo de 2013

24. De compras: Téjeme

De esto que vas a contar algo interesante en tu blog y descubres que llevas casi tres meses sin escribir nada, y ni te habías dado cuenta... horribleeeeeeeeee, horrorrrrrrrrrrr!!

He empezado alguna cosa en este tiempo y tengo un montón de proyectos a medias, pero la verdad es que he tenido poco tiempo para darle a las agujas en estas últimas semanas/meses; si no me olvido os enseñaré qué hay en mis agujas en alguna próxima entrada. Hoy voy a enseñar mi última compra :)

La génesis de estas adquisiciones es el KAL del chal Leaf Evolution, al que me apunté en el grupo Spanish swap (en Ravelry, naturalmente). Por aquel entonces decidí empezar con los pocos utensilios que tenía libres: un cable un poco corto a ojímetro y agujas de 3,50mm. Según fui avanzando decidí que aunque las agujas no podía cambiarlas, no estaría de más comprarme un cable más largo, y así fue como llegué a Téjeme, porque entre otras cosas me entraron las prisas por tenerlo pronto en casa.

Me decanté por esta web porque tiene un surtido muy grande de agujas y otros objetos de Knit Pro, que es la marca de mis agujas intercambiables. Tienen una opción de envío baratísima, por 1,50€ puedes recoger el envío en la oficina de Correos. Para quien prefiera recibir el paquete en su casa el coste sube un poco más, pero es otra opción posible. Yo no tenía ningún problema en darme un paseíllo, ahora que ha vuelto el buen tiempo :)

En fin, localicé el cable, lo metí en la cesta, y al cable le siguió un juego de agujas de metal de 3,75mm, porque oye, no tengo esa medida y así pruebo las de metal, que las que yo tengo son acrílicas. Y bueno, ya que estamos vamos a coger otras de metal de 3,50mm, y así las pruebo mientras hago el chal. Y me hacen falta también unos marcadores, que me estoy quedando corta y hay muchas repeticiones del gráfico. Y vamos a mirar los botones, oissss, pero mira qué bonitos son estos.... Y ya que llevo tantas cosas me voy a comprar una lana para calcetines, ¡que están baratas!

Sé que mi nuevo cable me va a agradecer no haber hecho tan largo viaje solo, le busqué buenas compañías ^-^ Me llegó en 48 horas, y súper bien, además me metieron un botoncito gatuno extra en el paquete! Estoy encantada con mi primera compra en Téjeme.

Os dejo unas fotillos de mis compras como prueba (y porque una entrada siempre queda mejor con fotos), ¡buen fin de semana!

Faltan los marcadores, que ya están todos puestos en mi chal, ¡y hasta me van a faltar!

Mis mariquitas y el gato que vino por sorpresa ^-^


5 de marzo de 2013

23. Un poquito de mí

Hace algunas semanas Ana María me nominó para uno de estos premios/cuestionarios que van pasando en cadena por blogs y blogs :) ¡Gracias! La verdad es que creo que no lo seguiré del todo, pero me ha traido recuerdos de mis primeros años en internet, cuando recibia todos los dias e-mails en cadena (¿siguen existiendo? porque ya no recibo ni uno...) y algunos consistían en test de 100-150 preguntas, para pasar la tarde, vamos! Y lo que me gustaba contestarlos y reenviarlos a todo el mundo... Así que por si a alguien le puede la curiosidad os dejo un poquito acerca de mí.

1.-   ¿Cuál es tu tipo de labor favorita? No tengo muchas... Vamos, que me quedé en el punto y me gusta y aquí sigo!
2.-   ¿Cuándo empezaste a practicarla? Fue el segundo año de universidad, creo que me picó el gusanillo navegando por internet, uno de los primeros blogs de punto que recuerdo visitar fue el de Lolita.
3.-   ¿Cuál es tu película favorita? Creo que no tengo... Porque se me olvida el argumento de todas las películas que veo tras cierto tiempo :S ¡Por mucho que me gustara cuando la vi!
4.-   ¿Cuál es tu lugar favorito para ir de vacaciones? Ibiza, pero creo que no volveré en un tiempo. Así un poco en general me gustan las islas.
5.-   ¿Practicas deporte? Durante años nada de nada, ahora estoy intentando coger forma, pero siempre que empiezo pasa algo (¿serán señales del Universo? ¿Estoy destinada a no ser deportista?).
6.-   ¿Prefieres el mar o la montaña? El mar... y no soy muy playera, pero estoy más a gusto que en la montaña.
7.-   ¿Te atreves con las montañas rusas de los parques de atracciones? ¡Sí! Aunque a veces me dan dolor de cabeza... pero si es flojito repito viaje, jeje.
8.-   ¿Te gusta bailar? No se me da muy bien. 
9.-   ¿Qué es lo que más echas de menos de cuando eras una niña? Juntarme en los recreos todos los días con mis amigas y hablar de cualquier tontería, ojalá pudiera seguir teniendo esos veinte minutos diarios!
10.- ¿Dulce o salado? Dulce, admito helados, chucherías, bizcochos, cupcakes, chocolate, rosquillas, croissants, bombones... ¡No acabaria la lista! Y sin embargo ahora me estoy aficionando a ponerle salsa de soja a todo lo que pueda, hummm, ese saborcillo me tiene enviciada :)
11.- ¿Tacones o zapato todoterreno? Tacones (casi) todos los días, no de aguja ni de un palmo de alto pero raro es que vaya plana (algún par tengo, no lo niego, jeje). Y mis últimas zapatillas, tipo Converse, murieron después de patearme ciudades enterasc on ellas, tengo pendiente buscarles sustitutas, pero sin prisa.

Otras once cosas sobre mí: 
UNO. Soy un poco obsesiva. Cuando me da por investigar alguna cosa, coleccionar algo... no paro, le echo las horas que hagan falta (bueno no, fala no hacen, pero no sé parar...).
DUE. Siempre me ha encantado nadar, pero no en público. Conclusión: ya no nado ni tengo aguante :(
TRE. Mi color favorito es el morado, y estoy muy enfadada con las tiendas de ropa, que casi no traen prendas moradas! El año que fue un color de moda debí hacerme con provisiones...
QUATTRO. No llevo anillos.
CINQUE. AMO las Lays a la vinagreta, seguidas de las campesinas.
SEI. Me he hecho adicta a comprar por Ebay, tiene taaaantas cosas!
SETTE. Provengo de una tierra vinícola y no me gusta el vino! Si eso algún blanco muy suave, que son casi como mosto.
OTTO. Me gusta el mundo de la cosmética y el maquillaje, y de no ser por mi pereza y dejarlo todo para última hora saldría maquillada a diario... pero al final esto sólo ocurre un par de veces a la semana (y así no hay quien gaste las sombras y coloretes).
NOVE. No puedo, salvo obligatoria necesidad, ir con las uñas cortas.Y reconozco que en el instituto igual me pasaba de largas; ahora están perfectas ^^
DIECI. El año pasado tuve una bicicleta, la usaba prácticamente a diario si no hacía un "tempo schifoso". Cuando me volví de Florencia pensé hasta en traérmela a España, pero aquí por desgracia apenas se usan, y ni las vías, conductores ni peatones están adaptados a ellas... ¡¡Echo de menos mi bici granate!!
UNDICI. No llego al metro sesenta!


Quien quiera responder estas preguntas (y contarnos 11 cosas personales) en su blog es libre de copiar esta entrada, ¡faltaría más! Y si en los próximos días vienen a mí los rayos del sol y las ganas de sacar la cámara os enseñaré mi última adquisición... Un "must have" para las tejedoras de lace y una buena ayuda para el resto :)


7 de febrero de 2013

22. On-hold socks

Por primera vez le dedico una entrada completa a un proyecto terminado. Al ritmo con el que tejo esto no ocurrirá más de 10 veces al año, ¡así que por ser contadas ocasiones haré el esfuerzo de publicarlas todas!

Más o menos durante el Swapetines del año pasado compré dos libros de calcetines, cargaditos de mucha información útil y sobre todo de patrones. Ya entonces me entró el remordimiento y decidí que, aunque no todos, sí que haría unos cuantos calcetines de cada libro. Éstos, al igual que los Ribbed Ribbon que le hice a mi sorprendida, han salido del Socks from the toe up de Wendy D. Johnson.


La lana es una Lang Yarns Jawoll Magic; la encontré en la cestita de descuentos de Loop en mi última visita a Londres, estaba taaaaaan barata y tenía esos colores taaaaaaan dulces que me la tuve que llevar :) Sabia que no podía meterle un patrón muy elaborado porque podría perderse con los cambios de color, pero tampoco los quería lisos, así que hojeé los libros y acabé eligiendo este patrón. Creo que acerté, porque el dibujo es muy sencillito y más o menos coincide con las repeticiones de color (bastante largas), por lo que se ve muy bien. En total he usado unos 75gr.


De la lana, decir que tiene una torsión muy flojita, que hace que la punta de la aguja de vez en cuando atraviese la hebra. Me gusta mucho la transición entre los colores, y espero estrenarlos pronto, ya veremos qué resultado da una lana tan suave (y al 25% de nylon más le vale demostrar que está ahí para algo).


El segundo calcetín no lo empecé exactamente igual que el primero, le retrasé un poco el cambio de color. ¿Por qué? Ahora no lo tengo muy claro, sólo lleva seis vueltas "de retraso" y puestos da la impresión de que uno esté menos estirado que el otro... Imperfección forzada, pero oye, me gustan así :)





1 de febrero de 2013

21. Ideas, ¡por favor!

Porque dos cabezas piensan mejor que una, ¡y diez ya ni se sabe!
Yo no tengo un alijo muy grande, y casi todo lo que contiene lo he comprado o con un patrón en la cabeza o al menos sabiendo a qué tipo de prenda iría destinada dicha compra. Peeeeero hace algunos años me compré esta lana (que ya está descatalogada) y si pensé en cómo usarla ya se me ha olvidado.No da para un jersey, y no sé si llegué a considerarla para algún bolerito (de manga corta, supongo) pero me da que no le pega mucho un bolero, ¡es una lana muy caliente! Y yo que creo que ya me he acostumbrado a la fingering no le veo posibilidades a ésta...

¿A alguien se le ocurre cómo emplear esta cosa tan bonita de 50% lana, 25% baby alpaca y 25% mohair? A ver si la saco ya de la caja y hago sitio para futuras adquisiciones :)

EDITO: esto me pasa por hacer entradas tan temprano... bueno, aunque se ve en la foto, es de tipo Worsted y en total tengo 460m, o unas 500 yardas.